¿POR QUÉ NOSOTROS?

Claridad, ante todo:

Sabemos lo que significa hoy en día comprar en algunas tiendas online, pero nosotros no hemos llegado hasta aquí para repetir errores que cometen otros. No nos hace falta escondernos; somos lo que somos, orgullosos de ello y te lo mostramos:

Envíos: tendrás un seguimiento de tus pedidos en todo momento. Sabrás cuándo llegan tus productos, sin retrasos ni sorpresas.

Devoluciones: sabemos que nuestros productos son muy buenos, pero oye, para gustos colores. Si prefieres otro producto o tienes cualquier otro problema, coméntanoslo, te escuchamos. Finalmente, si deseas devolver el producto, tienes 14 días naturales para hacerlo y nosotros te reembolsaremos el importe íntegro, tal cual, sin más vueltas. Eso sí, te retamos a que no te gusten nuestros productos, tenemos un as en la manga, están requetebuenos.

Precios: todos los precios que ves son reales, sin letra pequeña. No tenemos ninguna alianza con una tienda de gafas, no queremos que te dejes la vista buscando costes ocultos, no los hay. Lo que ves, es lo que vale.

Summum:

Cuando creamos nuestra tienda online, hubo algo que quedó claro desde un primer momento: ofrecerte calidad y excelencia. Sabemos que buscas el summum para tu paladar y, como el cliente siempre lleva la razón, te proporcionamos aquello que buscas:

El mejor producto: hemos llevado a cabo una cuidada selección de nuestros proveedores y sus productos. No hemos hecho cuatro llamadas ni enviado tres emails, hemos ido a ver sus instalaciones, hemos conocido el entorno en el que se encuentran, conversado con las personas que trabajan allí, hemos catado sus productos e, incluso, nos hemos echado alguna que otra risa. Sabemos que para que tú tengas confianza con nosotros, nosotros tenemos que tenerla con nuestros proveedores. Por eso, trabajamos codo con codo con ellos.

El mejor precio: trabajamos duro para alcanzar el mejor importe, pero no solo nos guiamos por una buena cifra. Sabemos que los proveedores con los que colaboramos son personas como tú y como nosotros, que se levantan todas las mañanas para dar lo mejor en su trabajo y que tienen devoción por lo que hacen. No los seleccionamos solo por tener el mejor producto al mejor precio, sino que valoramos más que el proceso y el trabajo que haya detrás sean excelentes para que tengas un producto de calidad a un precio competitivo.

Nuestro pequeño secreto: catamos todos nuestros productos personalmente antes de ofrecértelos a ti y le pedimos a nuestros proveedores que nos cuenten todo sobre ellos para poder ofrecerte una experiencia gastronómica inigualable. Eso sí, tras nuestra cata, la prueba final más exigente que pasan nuestros productos, sin lugar a duda, es cuando juntamos a todos nuestros amigos y familiares, servimos la mesa con nuestros productos y comprobamos cómo los platos y las copas se quedan vacíos tras sus catas “ciegas e inocentes”.

Nuestra prioridad eres tú:

sunset-1331088.jpgTodo negocio tiene su piedra angular y para nosotros esa piedra angular eres tú. No por tu simpatía o el tono de tu voz… sino porque eres nuestro cliente, lo más importante para nosotros. Queremos que tu experiencia de compra sea excelente:

¿Tienes una duda? No hay problema: ponemos a tu disposición un email (info@selectagourmet.com) y un teléfono de contacto (640710139) para asesorarte en todo lo que necesites. Estamos encantados de ayudarte.

Si hace muchos años probaste un producto muy muy muy rico, pero no recuerdas cuál era el fabricante, no te preocupes: coméntanos todo lo que recuerdes sobre él y lo encontraremos. Te lo garantizamos, iremos a la Luna a por él si es necesario.

Si te surge cualquier problema o contratiempo con un pedido, no te preocupes en absoluto. No somos un monstruo malhumorado; somos personas como tú y sabemos lo bien que sienta que te escuchen cuando hay un contratiempo. Solucionaremos el problema y te ayudaremos en todo lo que esté en nuestra mano.

Porque te lo mereces, simplemente:

Consideramos que a todos nos llega ese momento en el que piensas: ‘merezco un capricho’. Decides entonces comprar un buen vino para una cena romántica o un jamón y un queso para compartir en familia o amigos… Sin embargo, vimos que había que darle la vuelta a la tortilla: basta de esperar para disfrutar.

Sabemos que, para merecer algo, antes hay que trabajarlo. Ahí estamos de acuerdo, pero para ello hemos comprobado que también hay que tener las pilas cargadas, el ánimo elevado y el estómago lleno. Por eso, nosotros somos más de pensar que no hay motivo por el cual reservar los pequeños placeres para ocasiones especiales, cuando son parte del combustible que necesitamos en nuestro día a día.

Y perdónanos si somos atrevidos, pero para los pequeños placeres no hay ocasiones especiales: disfrutar cada momento es la ocasión más especial y tú te lo mereces.