Cuando hablamos de aceite de oliva, España ocupa un lugar preferente en el panorama mundial. Si hay alguna región que destaca por encima del resto en la producción de aceite de oliva en territorio nacional, esa es Andalucía, con mención especial para la provincia de Jaén, considerada la capital mundial del aceite de oliva.

La tradición adquirida a lo largo de tantos años y la materia prima utilizada en la producción del conocido oro líquido dan como resultado un producto de una calidad excepcional.

Es en la materia prima donde vamos a centrarnos esta vez, y es que en España existen unas 300 variedades de aceituna aproximadamente. Todas ellas aportan sabores, olores y matices únicos. Además, no hay una variedad considerada mejor que otra. Al igual que ocurre en otros productos como el vino, depende del gusto del consumidor.

El 50% de la producción nacional de aceite de oliva tiene su origen en la variedad picual, debido en gran parte, a que es la variedad más extendida en Andalucía y parte de Castilla la Mancha. La variedad picual es, además, la variedad más cultivada también a nivel mundial.

Dada la importancia de Andalucía en el sector del aceite de oliva, exponemos a continuación las variedades más cultivadas en esta región del sur de la peninsula:

 

Picual: como ya hemos dicho, es la variedad más representativa a nivel nacional y mundial, existiendo actualmente más de 900.000 hectáreas de superficie de cultivo en España. Su uso se extiende sobre todo por Jaén, Granada y Córdoba. Su nombre, además, hace referencia a la forma de pico que muestra la aceituna.

El aceite obtenido es muy apreciado por su alta estabilidad (gran resistencia a la oxidación). Es resistente a las altas temperaturas y resulta perfecto para conservar alimentos crudos o cocinados.

A nivel sensorial, se trata de un aceite con mucha personalidad, gran cuerpo y con frutado de aceituna verde, ligeramente amargo y picante.

 

Hojiblanca: esta variedad se extiende principalmente por las provincias de Málaga, Córdoba, Sevilla y Granada. Su nombre hace alusión al color con matices blancos de las hojas. Particularmente, esta aceituna se usa para obtener aceite y para servir en mesa como aperitivo.

Esta aceituna se caracteriza por su sabor y aroma a hierba recién cortada, alcachofa y plantas aromáticas. Presenta un ligero amargor y un picor final intenso.

 

Carrasqueña de Córdoba: esta variedad es una de la más cultivadas en Andalucía, con fuerte presencia en las provincias de Málaga, Jaén, Granada y, como no, Córdoba.

Conocida también como picudo, es una variedad con claras diferencias respecto a la picual. Toma su nombre de la forma del extremo del fruto.

Se obtienen aceites muy aromáticos y con sabores frutados con notas de manzana verde y hoja de olivo.

 

Lechín de Sevilla: esta variedad tiene una gran presencia en la provincia de Sevilla, aunque también podemos encontrarla en Córdoba, Cádiz y Málaga. El aceite obtenido de esta variedad destaca por su equilibrio, picor y amargor.

 

En conclusión, en España contamos con unos de los mejores aceites del mundo y, como no podía ser de otra manera, en Selecta Gourmet los ponemos a tu disposición para que disfrutes de uno de los productos de oro de nuestra gastronomía. Ya que sabes un poco más sobre el aceite, puedes elegir el tuyo según la variedad que prefieras aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *